—últimos temas
Últimos temas
» Darling. {Libre}
por Alex Redznikov Dom Dic 13, 2015 8:21 pm

» It'll be perfect cause it's so amazing with you — sin terminar.
por Gabriela Dominici Mar Dic 08, 2015 12:09 am

» Registro de empleo.
por M. Deirdre Phillips Sáb Dic 05, 2015 12:18 pm

» Registro de PB
por M. Deirdre Phillips Sáb Dic 05, 2015 11:27 am

» || Clases de personajes. { · Nueva función.
por The Catastrophe Sáb Dic 05, 2015 10:05 am

» Most Valued Player || Mark Banister. [ID]
por Mark Banister Jue Dic 03, 2015 9:37 am

» Ámbar {Libre}
por Ever R. Williams Miér Dic 02, 2015 2:14 pm

» Modelo de ficha MMND
por The Catastrophe Miér Dic 02, 2015 9:36 am

» ✏ Historia de 3 palabras.
por Valerie Dempsey Sáb Nov 28, 2015 6:13 pm

—créditos
COPYRIGHT© What God Has Joined 2015-2016 Esta prohibido la reproducción parcial y total del sitio. Todo el contenido, imágenes, artículos son propiedad de sus respectivos autores. Agradecemos a páginas como asistencia de foros, Serendipity, Glintz, The Savage Themes por sus tutoriales y tablas; también a Kuvshinov-ilya y Varuvi/ por las mayoría de las imágenes. La trama es propiedad del Web Master: The Catastrophe.

• || Dr. Dominique Rhames.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

• || Dr. Dominique Rhames.

Mensaje por Dominique Rhames el Dom Nov 22, 2015 5:54 am




   


   
• Perfil Físico



   
»
Su aspecto anima el interés tan pronto como uno lo tiene en frente, su incógnita aprehende la pupila, penetra primero la mirada y luego el pensamiento a través del solo gesto. Su pronunciada altura  y prominente corpulencia lo convierten en un sugestivo blanco para poner ahí los dos ojos, aún en la más congestionada multitud destaca con claridad, logrando alcanzar una estatura de 1.94 y un peso de 95Kg. Su cuerpo está armado con una corpulenta y densa coraza muscular, cada extremidad indica vigor y empeño, fuerza, la definición en cada músculo salta a la vista tan pronto cómo la piel queda desnuda, y quizá lo más característico del individuo es ostentar una muy distinguida área superior, complaciendo el torso con un abdomen estoico y delineado, unos pectorales sólidos y pronunciados hombros que anticipan bien el estado de su gruesa espalda, sus brazos son gruesos, marcados por un régimen rigurosísimo y ni hablar de sus manos cuyos toscos dedos la guarnecen casi de talante regia sin perder garbo. Su área inferior no tiene nada que anhelar, sus piernas tienen la misma dedicación plasmada en los músculos, dignas de un destacable atleta o velocista. Su cabello es extenso, de un sanguinolento matiz rojo que acompaña con sus ojos, y es su carta de presentación pues el ardor de sus matices no tiene comparación.


   
• Perfil Psicológico



   

Astuto, curioso, perspicaz, el hombre reúne muchas características que hacen de un caballero alguien peligroso, si las combinamos con sus ambiciones. Ostenta un perfil intrigante y extrovertido, no es de los que estimen el mutismo y la sobriedad de la falta de compañía, es a todas luces alguien que no quiere estar solo. No lo verás  solo, no sin estar bajo la estela de humo de cannabis. Muy comunicativo, sabe defenderse en cualquier tema, hará los debates divertidos pues algo que más le gusta además de conversar es competir. Su curiosidad insaciable parecerá un contra al empezar a indagar sobre tu vida de manera invasiva, pero el punto le consiguió volverlo un gran expositor y un todavía mejor conocedor. Cómo ya se esperaba, el hombre es más de lo que muestra en su portada, y no es que sea un hipócrita que ataca a las espaldas, es muy juicioso con sus aspectos y enfermedades, la primera de sus curiosidades en su personalidad tiene raíz en un daño muy severo en su cabeza, que le rige a tener episodios de ansiedad, delirios, paranoia, violencia y otros males de vez en cuando, por lo que se medica con meticuloso cuidado y cada que lo considere prudente, por otra parte también están los otros aspectos, cómo que es de la gente cuya inestabilidad emocional vive peleado con el lado consciente y debe suprimir muchas cosas, muchos pensamientos aterradores que prevé podrían desencadenar un acto del cual puede arrepentirse. Este hombre es una figura extraña, peligrosa y ardiente cómo el napalm, vestido bajo una vampírica estampa. Por dentro tiene muy arraigado el pensamiento que nuestras vidas y la suya están atadas a la perdición, que somos parte de una interfaz temporal en el universo sin trascendencia mayor a la de una mota de polvo en el aire, que tanto puede ser inhalada cómo adherirse a algún muro para toda la eternidad, a nadie le importa, todo es parte de la casualidad, nada ocurre por una razón y todo está dispuesto al azar, considera que no hay fuerza que rige sobre nosotros más allá de la voluntad, que desaparecemos de la existencia tan aleatoriamente cómo venimos a y nunca más se podrá recrear un patrón similar, que no hay forma de volver a él ni manera especial de prevalecer cuando la carne se pudra, no hay Dios, no hay destino, no hay karma, solo naturaleza y las leyes que la rigen, cómo esa del más fuerte sobrevive. De sobra está decir que prefiere mantener oculto su más negro secreto de su personalidad, un hombre sádico y sin escrúpulos al cual es mejor evadir, puede cometer las cosas más atroces si le das el tiempo suficiente y lo hará sin ningún cargo de consciencia, crear daños, aún a niños o a niñas no significa nada para él.


   
• Historia


   
Sería acertad y justo decir que el Dr. Rhames no comenzó su vida real hasta que empezó a ejercer la profesión que durante toda la vida admiró de papá y mamá, ambos maestros en el área de la medicina y muy respetados doctores cada uno en su respectivo campo y con sus propios méritos, ambos entregados tanto a su labor como profesionales al igual que a la criatura que habían concebido y creado felizmente los dos, pues sépase que el "Dom" (Que era la forma en la que ambos se referían a él) fue un niño muy rico, pero no rico en fortuna, cosa la cual por evidentes razones jamás le escaseó, sino en alma, en educación, en amor, el niño era amado y respetado por ambos y era un muchacho muy bueno en cambio. Desde que tuvo lápiz en mano jamás presentó problemas en cuanto a su ritmo de apredizaje, ni desgane. Tampoco es que era un super dotado, tenía como todo buen infante cabeza para otros juegos, para los perros, los juegos en el patio con la pelota, cosas de infante, y no entraban en discordia con sus horarios de estudio, fue muy bien educado. No fue sorpresa para nadie que al pasar los años Dom fuera más lejos de ser el primero de la clase, en cada clase, era la medicina una cosa que le gustaba y a él le parecía sumamente interesante estudiarla. No sólo en el área a la que desde el principio quería dedicarse (Neurocirugía) también trató de empaparse con otros, además, vaya que habría de ocupar armase de todo lo que pudiera. Consiguió graduarse como quiso, su excelencia y logros sobresalientes fueron cartas de presentación para que el joven no tuviera que tocar muchas puertas para tener el trabajo que quiso en el lugar que quiso sin tener que recurrir a la influencia de sus padres. Y su labor como cirujano fue tan respetable y sobresaliente como para considerarle en su tiempo como el mejor de toda América. Y fue muy solicitado, también por las mujeres a las que encantaba con sus tratos y personalidad, era muy dulce, muy divertido y no faltaba una voluntaria en seguir la conversación hasta la cama mucho antes de poner en evidencia su nombre o su destacable profesion y la fama que ganó con él. Era un buen hombre, por supuesto que no le faltó el amor de la mujer que amaba, y de otras más que se prestaban, pero él tenía una sola mujer en mente: Una amiga de la infancia, a la cual siempre amó pero que casualmente nunca le dio una oportunidad verdadera, y consecuentemente se la pediría, y ella no tardó en aceptar la oferta, eran felices juntos y pretendían tener una vida juntos, como cualquier pareja.

Llegamos a un momento de la vida de Dom donde todo lo que emprende parece garantía de triunfo absoluto, no hay semilla que no plante que no germine, ni problema muy grande para superarlo aún en su complicado trabajo, todo era resuelto sistemáticamente y tuvo la fortuna de saber que aún tras un turno larguísimo de trabajo, en casa lo estaría esperando su amada esposa para avivar sus animos. Creyó que lo más inteligente, era gozar de su pareja, pues un hijo era muy precipitado aunque lo más natural. Lo mas lógico de una pareja a la edad que tenían los dos era pensar que eventualmente daría como fruto a un pequeño, o a una pequeña, y bien, tras unos años de estar solo con su amada, ella termina embarazada y el mundo se pinta de color para el par de tontos, resolviéndoles casi magicamente todo, o era esa la impresión. Las noticias así cuando se esperan por lo regular tienen esa clase de reacción tan cálida, tan abrasiva, y a Dom no le cabe en el pecho tanta felicidad, tantas cosas buenas, todas esas bendiciones que tenía al lado de la mujer con la que quería pasar el resto de sus tantos días. Si uno empieza a llevar el hilo de la historia de Dominique, y todo lo que reunió a lo largo de su vida uno siempre termina por saborear en este punto un sabor extraño, uno férreo, algo desagradable, invade la inceertidumbre y da paso a algo más, algo que casi por principio físico tiene que ocurrir, y es ver como el auge de los díias de este caballero ecliipsan, para jamás nunca volver a brillar.

De la dulce noticia se gestó una desgracia, la mujer del cirujano muere durante el parto, y el nuevo padre se vuelve loco con su pérdida, tan grande cómo para menguar las alegrías de su nuebo bebé. Dentro de sí, sabía que algo no estaba para nada bien, su paternidad produce un sabor amargo y culposo en la boca, anda a saber qué oscuro padecer nubla su perspectiva y le hace despreciar al niño, aún cuando tuviese toda la idea en mente de lo que hacía, y seguir abrazado al recuerdo de su difunda amada, quien lo sigue. Y esa mujer que tuvo por esposa y a la cual adoró como si fuera una diosa de carne había mutado, pasando de ser su compañera a un tenebroso y pútrido fantasma que le acosa noche tras noche. Las medicinas, las terapias, los consuelos, amores, su hijo, su familia y compañeros de trabajo presenciaron impotentes como el hombre caía en una espiral autodestructiva, y lo peor es que su degeneración era muy rápida, avanzaba muy rápido, cada día estaba peor, retrocede cinco pasos por cada uno que pretende avanzar en favor al infante, la directiva de su empleo tuvo paciencia en memoria de su honor pero no le alcanzó lo suficiente para aguardar a que el hombre se alzara, y fue despedido, y no encontró trabajo en ningún lado, pues Rhames estaba tan destrozado que a todo lo ya mencionado se le sumaban sus vicios, el alcohol, las drogas, las prostitutas, sus parafilias y fetiches enfermos que practica amén de anesteciar su fracaso, y aunque la noche fuera plácida sumido en el vientre de una o más rameras, y en el influjo de drogas cada vez más fuertes, al final el sol llegaba, y la realidad se abría de nuevo para su mala suerte. No podía volver. Su familia le da la espalda, sus amigos lo abandonan y los padres de su esposa emprenden una feroz batalla legal para apartarle a su hijo por completo de sus brazos. Y estuvieron a punto de lograrlo. Nuevamente pasa lo mismo, e incluso él siente que lo peor está por venir, y drogado, echado a perder y muy encima: solo, auguraba lo peor acercándose a paso acelerado hasta la puerta. No supo procesar bien lo que ocurría, la sustancias en él tampoco ayudaban mucho, su corazón está por colapsarse, y el llanto del niño no mejora en lo absoluto su capacidad de pensar.

Entre llantos, Dominique se empuja nuevamente hasta el vacío, y entra al cuarto de su bebé acompañado de un arma, que adquirió pensando en quitarse su propia vida en vez de algún otra, y de pensarlo, seguramente lo último que se le ocurrió era que fuera a hacer la de su hijo, el fruto de lo mejor que tuv en su vida y lo único que le queda de la mujjer que tanto amó. No caben en la boca palabras suficientes, protestas, horrores, condenas y maldiciones para lo que el pelirrojo estaba por hacer, pero él se aseguró de abrir fuego contra el pequeño cuerpecito tibio del infante una, y otra, y otra vez, le dispara hasta dejar de escucharlo, y dejar de escuchar sus propios pensamientos. Dominique continuó por apuntar a su cráneo la pistola y jalar del gatillo. El arma tenía uince balas, pero no quedó ni una para Dom después de lo que hizo, dato que resulta muy grotesto considerando que todas las vació en la cara y cuerpo de un niño. Trató esa misma noche de suicidarse llevando su cuerpo al límite con las diversas sustancias que probó, calculando que tendrán un efecto negativo suficientemente poderoso como para enviarlo al otro mundo, pero no. Dom en muy mal estado se recuperó de la dosis, y huyó para seguir intentando suicidarse. No lo hacía bien, tal vez, o quizá era que tenía una muy buena suerte (o mala, por que su intención era morir) que nunca logró consumar su fin. Y cada intento le dejaba un sabor a mediocridad en la boca, por lo cual decidió abandonar esto. Huir de la ley y hacer su vida como podía.

Huir constantemente de la ley arrastró su ser hata los más hondos pozos del crimen, donde destacó por ser más de lo que cualquier mafioso tuviera como médico, él era bueno, más que bueno: era el mejor, y todo se le dio cuando se entregó a este negocio. Tristemente tenía el dinero suficiente, y el tiempo, pero no tenía ni un reto, con tantos fantasmas persiguiéndole era mejor poner su mente en marcha y aplicar su atención en seguir perfeccionando sus métodos. Apollon fue la cumbre de su maldad, llegar a África solo garantizó una cosa, y era tener el libre derecho de secuestrar niños y niñas pequeños para someterlos a sus experimentos y juegos, como forma de recrearse, y en base a sugerencias y conversaciones con gente retorcida puso en marcha una nueva práctica, que su destreza tan alta como profesional le permiten hacer con las menores bajas entre las víctimas que el doctor raptaa para hacerlos participes involuntarios de su locura. Rhames, quien ahora se maneja por el seudónimo de "Karma" pasa sus tardes removiendo las extremidades del torso, en los varones incluso removía sus genitales, según el cliente podía mete otra operaciones, el cambio de sexo no era para nada un tema que no conociera, lo aplicaba con frecuencia. A la lista de las cirugías que él hacía se sumaban otras más siniestras, como extirpar las cuerdas vocales, o los ojos, como privarlos de algún estímulo, lo que sea, era todo un mundo para experimentar y él lo hacía parecer tan fácil. Consiguió crear o adquirir protesis, para reemplazar los miembros removidos de las víctimas, haciéndoles parecer lo más real posible y así, con su nuevo cuerpo se los vendía a los grandes y depravados criminales para que hicieran uso de los pequeños muñecos de carne como les plazca. Tuvo un gran éxito, para ellos pensar en un muñeco con el cual vaciar todas tus enferma ambiciones, o liberar tu más agresiva y deleznable área de la personalidad en un "muñeco" que no se defiende, que no grita, que a veces ni siquiera puede ver... Era algo jugoso de explotar, aunque muy decepcionante para la humanidad. Rhames jamás hizo averiguación alguna al vender alguno de las personas a las cuales hizo víctima, sean pequeños o sean grandes. A él solo le importaba ejercer esta práctica, y arruina más vidas para compensar que la suya no puede estar más hundida en el infierno.

Recientemente fue capturado por Potestad, en un muy inteligente operativo que presumieron ante el público, sin embargo quien realizó la operación no lo quería con ella solo por proteguer a más niños o personas de su horrible ser, eso era lo que menos le importaba, pero quería a Rhames, quería que trabajara para ella y quería tener más de esas sangrientas creaciones suyas.



   
• Gustos & Disgustos


   
♦ Gustos.

   ▲ Gusto: Corbatas.

   ▲ Gusto: Lectura.

   ▲ Gusto: Cigarros.

   ▲ Gusto: Cocaina.

   
♦ Disgustos.
   ▼ Disgusto: La gente hipócrita.

   ▼ Disgusto: Que toquen o intervengan con su trabajo.

   ▼ Disgusto: Que alguien se meta con uno de sus "muñecos" mientras él lo examina.

   ▼ Disgusto: Que le tomen fotos.


   

   || INVENTARIO ||
   • Arma principal:
   » Mini-Uzi.
   • Soporte:
   » Beretta Nano.
   » FN Five-Seven
   • Vehículo.
   » Ford Gran Torino 72.
   
   



   
• Datos Adicionales


   


   • Dato Adicional: Procura no pensar mucho en su esposa, mucho menos en su hijo. Vive trabajando en sus casos, cuidando de los "muñecos" nuevos personalmente o drogado, cualquier cosa que tenga su mente despejada. Pasa muy poco tiempo desocupado, o sobrio.

   • Dato Adicional: Ha perdido uno de sus ojos por el cual emplea uno fabricado por él mismo que es de los más prácticos y novedosos actualmente, de un aspecto totalmente natural y engaña fácil a la vista de cualquiera. Está hueco, regularmente lleva alguna droga muy poderosa dentro. Emplea una máscara blanca para cubrir el flanco derecho de su cara, y su largo cabello rojo para cubrirla a ella.

   • Dato Adicional: Conduce un Ford Gran Torino 72' color rojo con negro. Mientras está en Potestad. Cierto que el modelo tiene más de 100 años pero tampoco es como si tuviera otra elección.

   • Dato Adicional: Prefiere armas cortas con gran poder, que se desenfunden rápido o permitan atacar por sorpresa.

   • Dato Adicional:Fuma en demasía, con soltura substituye uno por el otro y sólo lo deja al atender sus compromisos laborales, y cuando toma la ducha.



   
• Cross Marin – D. Gray Man

   

☢ Dominique Rhames ☢

★Karma ★ Canadiense ★ Heterosexual ★ Potestad ★  Esclavo y Cirujano. ★ 34 Años. ★
avatar
miembro
Mensajes :
3

Ver perfil de usuario
Dominique Rhames

Volver arriba Ir abajo

Re: • || Dr. Dominique Rhames.

Mensaje por The Catastrophe el Dom Nov 22, 2015 3:27 pm

aceptada

bienvenido al foro.
no olvides pasar por los registros

avatar
Admin
Mensajes :
71

Edad :
72

Localización :
En el aire, en el agua, en la mente.

Ver perfil de usuario
The Catastrophe

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.