—últimos temas
Últimos temas
» Darling. {Libre}
por Alex Redznikov Dom Dic 13, 2015 8:21 pm

» It'll be perfect cause it's so amazing with you — sin terminar.
por Gabriela Dominici Mar Dic 08, 2015 12:09 am

» Registro de empleo.
por M. Deirdre Phillips Sáb Dic 05, 2015 12:18 pm

» Registro de PB
por M. Deirdre Phillips Sáb Dic 05, 2015 11:27 am

» || Clases de personajes. { · Nueva función.
por The Catastrophe Sáb Dic 05, 2015 10:05 am

» Most Valued Player || Mark Banister. [ID]
por Mark Banister Jue Dic 03, 2015 9:37 am

» Ámbar {Libre}
por Ever R. Williams Miér Dic 02, 2015 2:14 pm

» Modelo de ficha MMND
por The Catastrophe Miér Dic 02, 2015 9:36 am

» ✏ Historia de 3 palabras.
por Valerie Dempsey Sáb Nov 28, 2015 6:13 pm

—créditos
COPYRIGHT© What God Has Joined 2015-2016 Esta prohibido la reproducción parcial y total del sitio. Todo el contenido, imágenes, artículos son propiedad de sus respectivos autores. Agradecemos a páginas como asistencia de foros, Serendipity, Glintz, The Savage Themes por sus tutoriales y tablas; también a Kuvshinov-ilya y Varuvi/ por las mayoría de las imágenes. La trama es propiedad del Web Master: The Catastrophe.

|| YOU BETTER KNOW. { · AMBIENTACIÓN.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

|| YOU BETTER KNOW. { · AMBIENTACIÓN.

Mensaje por The Catastrophe el Dom Jul 19, 2015 7:42 am

IN OUR OWN BLOOD


Año 2085 y la humanidad está diezmada, dividida e inmersa en los conflictos más atroces del siglo. ¿Cómo se llega a esto, habiendo alcanzado la tecnología que ofendería a Dios? Fue más o menos así; Empezó con cielos que se revistieron del acero de los cazas, traspasando como espadas el cielo, con una tierra que vibra bajo el ametrallamiento. Cosas que trajeron la remembranza del terror en el auge de la barbarie Nazi. El conflicto bélico más grande de la historia: La tercera guerra mundial.

Complicaciones entre las naciones de Israel e Irán, aunados a una crisis por el petróleo extraído de esa zona dio como fruto una cruda disputa, otros países se vieron involucrados, y con ello los jugosos intereses de las mayores potencias en el mundo, y se extendió como una plagaHoy sólo queda apuntar con duda al bloque ganador, conformado por Rusia, China, Corea del Norte y otros países que lograron salvarse en tristes retazos. No quedó mucho del mundo para repartir a los ganadores, nuestra raza  perdió casi un tercio de su población. Es imposible medir la insondable gravedad de la baja.

Einstein dejó en su herencia una frase, que apuesto ya habrán leído. Dijo que no sabía con qué armas se pelearía la tercera guerra mundial. Pero la cuarta sería con palos, y con piedras. No gastó saliva, no del todo  aunque la visión es -amargamente- solo una alegoría burlesca de lo que quedó de la catástrofe.




STICKS AND STONES

No hubo sumisión del enemigo, ni respuesta del otro lado del océano, y aterra que no haya nadie más allá para dárnosla. El enemigo pereció, pero tratar de imaginar qué se guarda tras las millas que nos separan resulta una práctica mórbida por mucho que celebren la victoria. Nuestras ciudades se volvieron retratos de muerte. Bajo el escombro descansaban carne y órganos inflados por la descomposición. Los desaparecidos ascienden a miles y sus retratos tapizan las calles. La multitud cae presa de la ruina, y se asesinan por comida, el ejército aún enfermo es llamado a abrir fuego contra estos saqueos. El presidente se suicidó, pero no era para menos, y no muchos estaban entusiasmados por la silla donde tuvieron que quitar un cadáver para tomar el cargo, salvo una mujer, que se levantó victoriosa en cada debate, hizo del opositor más férreo su defensor, tomó la presidencia y realizó muchos cambios que forzaron al país a seguir al frente, más temprano que tarde la economía seduce nuevamente con volver.  

Mostró que quería superar todo estándar impuesto establecido en el pasado. El hambre y la crisis el fueron tentados con erradicarse. Sobrevinieron otras reformas, discretas al principio. Afectaban en ese entonces a marginados, débiles, y perdieron tierras, trabajos y servicios. Nadie atendió el problema hasta que fue muy tarde. Lo curioso era que los afectados tenían una cosa en común: eran hombres. Y ya nada te garantiza, como padre, esposo, tu trabajo. Millones fueron empujados a terminar en factorías o la milicia. Aquellos disconformes se armaron de valentía y protestaron. Tomaron fuerza, seguidores, las plazas ya no consiguen anidar a todos los manifestantes. La tirana sospechó un inminente golpe de estado, pero no siente ganas de complacer a la masa. Sentenció a liquidar a la ascendente oposición. Los quemó, dejando solo ceniza   y abriendo fuego a quien fuera capaz de levantar en pugna su mano.



Aftermath

 
La armada le da la espalda a su gobernante, encabezan ataques contra ella. La mandataria recurre coordina con ele resto de sus naciones aliadas un abrumador frente en contra la rebelión , aunque esta finalmente fue vencida por -algo- que hasta hoy desconocemos. Y se replegaron a África, advertidos que el continente era hogar de personas que decidieron jugar de espectador y mercader antes y después de la guerra. África había unido y engordado grupos criminales de todas partes, pero funcionaba de refugio.

Su líder, es quien alguna vez fue el jefe de la mafia rusa, recibió a hombres de todo que aceptara ceder a su mando. No exploró en el historial de cada escoria que albergó en sus puertos. Sicarios, asesinos en serie, jefes de carteles y su horda de infelices pagaron pasaje para entrar y luego se le sumaron las oleadas de soldados y refugiados del norte. Se creó Apollon. Apollon estaban ávido por carne y fortuna en alas de combatir el orden tan despiadado contra el hombre, declarando la guerra justo como inició en Europa. Saquea apresando a las mujeres para hacerlas máquinas para reproducción y placer de sus tropas, condenándolas a una lucha desquiciante a no perder la identidad. La misma realidad es sufrida por el hombre en el norte, donde la situación es más adversa. A cada hombre se les implantó un dispositivo en el cuello, como collar, este hace estallar su cabeza a la orden dada por una superior y pasa a convertirse en recursos prescindibles, esencialmente para obra pública, con pocos miramientos al reclutar y enviar hombres contra Apollon. Mientras un grupo pisotea a unas, otro se encarga de escarnecer al resto, aún resta por ver a los dos atroces lobos  empiecen a enterrarse el uno al otro los colmillos. Alguno de ellos está hambriento por arrancar tu carne de tus huesos. Queda en tus manos detenerlo.

avatar
Admin
Mensajes :
71

Edad :
72

Localización :
En el aire, en el agua, en la mente.

Ver perfil de usuario
The Catastrophe

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.